Una rampa Pikler

He fabricado esta rampa con madera de samba. Es muy lijera y no astilla. Se cepilla sin mucho esfuerzo aunque pida atención en los cambios de veta. Según Emmi Pikler, médica y pediatra en Budapest en los años 1930, es un juguete ideal para niños. La rampa se cambia de altura apoyandose en los peldaños. …